Confesión

Confesión

La confesión es el Sacramento de la Penitencia, que fue instituido por Jesucristo, para perdonar los pecados cometidos después del Bautismo. Cuando alguien reconoce y manifiesta sus pecados con humildad y arrepentimiento, Cristo mismo le da su perdón y su amistad y lo reintroduce en la comunión eclesial a través de un ministro ordenado, continuador del ministerio de los Apóstoles.

¿Quién puede confesarse?

Todo bautizado está llamado a la penitencia y la reconciliación, en tanto la debilidad humana nos hace atentar contra la comunión con Dios y con la Iglesia. La confesión individual e íntegra de los pecados graves seguida de la absolución es el único medio ordinario para la reconciliación con Dios y con la Iglesia.

Horarios de Confesiones

Jueves después de la misa de 6:00 p.m.